Comparativa: Triple Queso de McDonald’s vs Stacker Triple de Burger King

primer plano de hamburguesa doble con cheddar
Banner Publicita tu negocio con nosotros
Banner Publicita tu negocio con nosotros

¡Bienvenidos a la cuarta edición de las comparativas! Esta serie donde ponemos a prueba hamburguesas que hemos testeado en ArgentinaBurger y donde ya hemos puesto a prueba la Applewood Bacon de Dogg vs la Grand Tasty Turbo de McDonald’s y posteriormente la NYC de TFTS contra la hamburguesa del Club del Asado.

Hoy tenemos a dos clasicazos de la comida rápida: la Triple Queso de McDonald’s vs la Stacker Triple de Burger King.

Pan, pan, pan

Sin dudas, el punto más parejo de todos es el pan. Ambas hamburguesas tienen los panes ‘clásicos’. El pan de la Stacker Triple es un pan de los clásicos del Burger King, con semillas de sésamo blanco recubriendo por encima.

Podes conseguir el pan de la Stacker tranquilamente en cualquier supermercado de tu barrio ya que son varias las marcas que ofrecen ese tipo de pan en particular.

Mientras tanto, el pan de la Triple Queso del Mc no es el pan regular que si usa, por ejemplo, la Grand Tasty Turbo. Sino que es un pan más bien pequeño configurado para el tamaño de la Triple Que, que se asemeja más a una golosina que a una hamburguesa en sí. El pan de la Triple Que es de una costra suave y delicada, tostado en el medio y con una esponjosidad más notoria que la del pan de la Stacker.

Acá, gana el Mc. Veamos el resto.

La carne

Sin dudas, la diferencia mayor entre Burger King y McDonald’s reside en sus carnes.

Mientras que McDonald’s hace las cosas a la plancha, Burger King se encarga de recordarnos casi a diario que sus hamburguesas están hechas a la parrilla, y que por ende la diferencia de sabor (y las barras de acero marcadas en la carne) son más notorias.

Sin embargo, pasa algo con la Stacker triple, aunque su carne sea de mejor calidad.

Al ser una hamburguesa con tanto porcentaje de carne y no tener algo que aporte suavidad y cremosidad, con cada bocado terminas más empastado que antes. Carnes ricas, sí. Más grandes que las del Mc, también. Pero lo que se gana en tamaño se pierde en sequedad haciendo que la experiencia sea menos placentera.

Mientras tanto, la Triple Queso gana por no dar más de lo que promete. Y eso es mucho, créanme. Una golosina que sabe el lugar que ocupa en el mundo de las hamburguesas y que no pretende más que eso. Punto para el arco dorado.

Los Toppings

Por un lado, panceta y queso. Por el otro, cebollitas finamente picadas, kétchup y mostaza.

A simple vista, la panceta le gana a los aderezos y a la cebolla. Pero en la practica la cosa cambia. Uno no encuentra panceta de calidad en ninguna de las franquicias hamburgueseras. Esa es la norma. Y Burger King no la rompe, tristemente. Entonces, lo que termina pasando, es que con una combinación bien cuidada de ingredientes simples se termina ganando. Y no hay con que darle, la triple queso tiene ese gusto característico la pruebes en Argentina, Estados Unidos o en Ámsterdam. Y eso suma puntos y te hace ganar.

Conclusión

Notorio 3 a 0 en la contienda del capitulo más industrial de la lista. Y realmente no hay discusión. Estoy absolutamente seguro que voy a recibir el ataque de algún defensor de la cantidad que siempre considera que mejor = la más grande. Pero no loco, no es así. Es hora de madurar y darte cuenta que el tamaño no importa (!) y que lo que importa es lo de adentro, la calidad, y como nos sentimos en cada bocado que damos. Y hermano, la Triple Queso le pasa el trapo a la Stacker.