La Arredondo de Arredondo

79

/100

$$$
$$

Pan

Toppings

Condimentos

20

14

7

Queso

Carne

Sabor

19

4

15

La Arredondo de Arredondo

Nuestro Punto de Vista

El barrio porteño de Belgrano nos abrió nuevamente sus puertas, esta vez las del restaurant Arredondo, una casona antigua reacondicionada para ser restaurant (la vez anterior que visitamos el barrio anduvimos por Voraz). Una amplia vereda llena de mesas afuera y mucha gente trabajando yendo y viniendo fue la primero que vimos cuando llegamos al restaurant. Apenas nos acercamos a la puerta, una de las chicas muy amablemente nos acercó un menú y nos explicó cómo funcionaba el restaurant: pedías y pagabas en barra y luego, con un dispositivo que te daban y que comenzaba a vibrar cuando el pedido ya estaba listo, te sentabas a esperar. La casona no escapaba a la esencia de lo que alguna vez fue: techos altos, recovecos y varias habitaciones reconvertidas en lugares con mesas para degustar los productos. La media hora de espera (bastante más que lo habitual) nos dio pie a mirar la ambientación del lugar. Acorde a su estética (y a los nombres de sus hamburguesas repletos de Virreyes del antiguo Virreinato del Río de La Plata), la atmósfera nos hacía sentir que habíamos retrocedido unos cuantos años en el tiempo. Camino al baño nos encontramos con la cocina semi a la vista, lo que siempre es un buen augurio, ya que permite a los comensales apreciar el proceso que culmina en el producto que nos llevamos a la boca.

Veamos qué tal estuvo la hamburguesa homónima del restaurante Arredondo.

La Arredondo de Arredondo

El Pan: 20/20

Cada lugar al que vamos es una nueva sorpresa en cuanto a la calidad de panificados que ofrece, y Arredondo no fue la excepción. En este caso, el pan era un lacteado tipo Viena. De miga bien finita y de un color bien blanco. Sorprendía y destacaba muy bien por su gran nivel de esponjosidad, claramente estaba hecho en el día, lo que siempre se agradece. Como otras veces, el pan es lo mejor de esta hamburguesa.

Los Toppings: 4/10

Una vez más, la cebolla crispy y la panceta son protagonistas del apartado toppings. La cebolla crispy resultó una absoluta decepción. Uno espera cierto nivel de crocancia a la hora de degustar una cebolla crispy y si algo no tuvimos fue ese aporte de texturas que tanto buscábamos. Recibimos, en cambio, una cebolla babosa, que aunque frita y rebozada, no pudo cumplir su función.

Además de eso, algo no especificado: nos sorprendió a primer bocado un gusto dulce. Originalmente, se lo atribuí a la salsa, pero después al abrir la hamburguesa me di cuenta de que ese dulzor era producto de unas cebollas caramelizadas que estaban ahí presentes al lado de la cebolla crispy. No solicitada, es cierto. Tampoco me preguntaron si la quería agregar, pero la verdad es que le aportaba cierto balance de sabor a una hamburguesa de características ‘saladas’.

Por otro lado, la panceta se presentó en medias fetas cortadas, con un punto de cocción justo, bien crocante sin estar pasado, pero sin un perfil de gusto que destaque, lo que la hacía pasar demasiado desapercibida.

Salsas y Aderezos:7/10

Un alioli muy presente en la hamburguesa. El ajo en general es una verdura que en salsas queda excelentemente bien y es una gran compañía para otros ingredientes que encontrábamos en esta hamburguesa, tales como la cebolla. En este caso, el gusto a ajo no era ampliamente perceptible, aunque a disposición había un gran abanico de salsas para elegir (recomiendo la mayonesa picante), entre ellas alioli. Sin dudas he probado mejores versiones de esta salsa.

El Queso: 19/20

El queso Milkaut se hace presente una vez más dentro de las hamburgueserías top de Buenos Aires. En este caso, nos encontramos con una feta de cheddar por medallón de carne, que si bien aún no había terminado de fundirse al momento en el que nuestra hamburguesa llegó a nosotros, cumplía perfectamente la tarea de empastar la hamburguesa y funcionar como un diluyente natural de tanto ingrediente sólido.

La Carne: 14/20

La carne de Arredondo… aprobaba. Solo eso. No destacaba, ni tampoco era la peor que había comido. Pero realmente esperaba un poquito más. No solo estaba más seca de lo que hubiera sido óptimo, sino que su gusto tampoco era la gran cosa.

El Sabor: 15/20

La hamburguesa es de media decente. Pero no destaca. A pesar de tener un gran punto a favor como es el pan, tiene fallas. Algunas gravísimas como la de la cebolla crispy, otras no tanto como la carne. Incluso, lo que más balanceaba la hamburguesa eran las cebollas caramelizadas, un ingrediente que ni siquiera figura como uno de los de la Arredondo. Para ser la mejor hamburguesa de este blog se necesita un poco más que varios ingredientes apilados uno por encima del otro.

Nuestro Veredicto: 79/100

Arredondo es una más del amplio abanico de opciones que nos encontramos en Buenos Aires. Por ubicación, la predilecta de mucha gente fanática de las hamburguesas. En la praxis es un hermoso lugar con un buen producto, ubicándose en la media de lo que se espera cuando se va a comer a una de las hamburguesas del circuito porteño. Ajustando alguna que otra cosita, podría convertirse tranquilamente en top 3, pero por ahora le falta.

Autor

Otras reseñas

Banner Publicita tu negocio con nosotros

Sponsored