Mak Carlo’s de Carlo’s Burger

Mak Carlo’s De Carlo’s Burger

Nueva Reseña

Nuestra Opinión

No tuvimos más alternativa que volver al local de la primera reseña. La Thick Bacon de Carlo’s Burger fue el puntapié inicial de esta aventura llamada ArgentinaBurger y nos prometimos a nosotros mismos, pero también a su dueño Carlos, que volveríamos tan pronto tuviéramos oportunidad. En el localcito, al que inteligentemente fuimos un sábado (que debido a la zona es el día más tranquilo de la semana), nos recibió de la misma manera que lo había hecho hace unos meses, cuando vinimos a probar la hamburguesa que se destacaba por su panceta gruesa: hecho con poco presupuesto, pero con mucho amor y dedicación para con los clientes y el producto que lleva a las mesas.

Precio:

$$
$$$

El sabor

20

/20

Los toppings

6

/10

La carne

19

/20

Los condimentos

8

/10

Puntuación total:

86

El pan

19

/20

El queso

16

/20

Mak Carlo’s De Carlo’s Burger
Logo Argentina Burger

Mak Carlo’s de Carlo’s Burger

El sabor

20

Los toppings

6

La carne

19

Los condimentos

8

El pan

19

El queso

16

86
/100

El sabor

20

/20

Los toppings

6

/10

La carne

19

/20

Los condimentos

8

/10

El pan

19

/20

El queso

16

/20

Puntuación total:

86

El Pan: 19/20

El pan mantiene la misma calidad del que comimos la otra vez. Un pan de estilo briochado de color amarillento hecho por The Burger Pan, una de las proveedoras líder dentro de la industria.

El pan destaca por su facilidad de digestión. Es un pan muy liviano para las proporciones que tiene y la miga presenta unos alveolos bien definidos que demuestran un excelente proceso de fermentación. A su costra suave y su color amarillento se le suma una característica particular que viene siendo tendencia dentro de las hamburgueserías: que lo apretás y ‘no vuelva’, o básicamente, que sea un pan sin memoria, que sepa entender cuándo lo que contiene es demasiado grande y sea necesario bajar el volumen. El pan de Carlo’s sigue siendo de los mejores ahí afuera.

Los Toppings: 6/10

Llegó la ensalada. Tomate, lechuga y cebolla morada. A pesar de que los ingredientes eran ricos, podemos hacer unas críticas con respecto a la configuración. La lechuga estaba cortada en finas tiras en vez de en hojas enteras, lo cual siempre es favorable no solo para la mordida sino también para la textura general. La cebolla siempre aporta su grado de acidez necesaria para el balance de la hamburguesa. El problema radicaba en el tomate. La rodaja del tomate estaba demasiado gruesa. Lo cual no es un problema en cuanto a sabor, ya que el tomate es una de mis verduras (¿o fruta?) favoritas, pero al estar tan grueso es muy fácil que se deslice hacia los costados haciendo imposible de comer sin generarse un enchastre. Eso, sumado a que todos los ingredientes se encontraban entre el pan de abajo y los dos medallones hizo que el sandwich se humedeciera por demás, haciéndolo un poco más difícil de lo debido a la hora de comer.

Salsas y Aderezos: 8/10

Otra vez una salsa Mil islas. Debo decir que originalmente me parecía que estaba un poco sobrevalorada, pero terminé encontrando que es una de las salsas más versátiles a la hora de acompañar una hamburguesa. Tiene la base mayonesosa que los argentinos aman y le ponen a cualquier cosa, y a eso se le suma el dulzor del kétchup, lo amargo y picoso de la mostaza amarilla y la acidez del relish para cerrar. Cuando se consigue una salsa que tiene casi todos los sabores del espectro (dulce, salado, amargo y ácido) y se logra el balance necesario para que nada sobre o falte, solo queda felicitar al chef.

El Queso: 16/20

Otra vez el cheddar Milkaut se hace presente en una hamburguesería local. Sin dudas forma parte sustancial de la gastronomía hamburgueseril como piedra fundacional que sabés que no va a fallar. En este caso, nos encontramos con una feta de cheddar por hamburguesa, lo que considerando la falta de ingredientes grasosos o crocantes, hace que la falta de la segunda feta no se haga sentir.

La Carne: 19/20

La carne sigue siendo, gracias al Dios que prefieras rezarle, el mejor punto de Carlo’s Burger. Un blend de características bien caseras, con un porcentaje de grasa ideal que mantiene la substancialidad hasta el último bocado. Un blend bien condimentado solo con sal y pimienta y hecho con cortes de carnes muy sabrosos. Un gran placer poder disfrutar del punto fuerte de Carlo’s y que este sea el protagonista del sándwich.

El Sabor: 18/20

Si tenemos que juzgar solamente el sabor de esta hamburguesa, podemos afirmar con tranquilidad que es una de las más ricas que hemos probado en la corta vida de nuestra web. El pan sutil, los toppings frescos y la carne muy sabrosa son un combo ideal para terminar en una muy destacada hamburguesa.

Nuestro Veredicto: 86/100

La hamburguesa de Carlo’s en su local de calle Piedras, en Buenos Aires, sigue siendo una de las mejores adquisiciones del circuito hamburguesero local. Sin dudas el combo de producto y dedicación ha sabido darle resultados que esperamos de corazón sepan mantener (y por qué no, seguir desarrollando) a lo largo del tiempo. Más allá de ciertas pequeñas críticas como el grosor del corte del tomate o la sobrehumectación del pan, Carlo’s nos sabe proveer de un producto desarrollado y bien cuidado, que se mantiene como una de las mejores opciones para comer en el microcentro porteño.

Información Nutricional

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print